viernes, 27 de septiembre de 2013

RODANDO POR FRANCIA - Canal de Garonne - Portalet -

Tras dos días en Bordeaux, pensamos que ya es suficiente, cargamos todo en las cletas y a dar pedales, dirección Toulouse.

Una niebla densa nos acompaña los primeros kms.


A media mañana despeja y tras una semana, catamos mas de 1h seguida el solecito en nuestras caras.


Paramos en unos estanques "Jusliborianos" para comer.



Después de enganchar el cebo en un árbol, pescar 10 kgs de algas, enredar el sedal varias veces y remojar el señuelo...




Seguimos dando pedales.

Llegamos al principio, o final según se mire, del canal.





A las 19:00, damos por concluida la etapa. Vuelvo a remojar el cebo un poco y a enredar el sedal.
- ¡¡ que le peten a los peces!!

Al lado de un barcucho abandonado, plantamos la tienda a ras del canal.


Y despertamos otro día...

Otro día de niebla mañanera


Y fresquete.



La niebla se va, como todos los días y nosotros seguimos adelantando barcos.




Tranquilidad y horizontalidad extremas... queremos cuestas y camiones!!


Los campos que lindan con el canal nos ofrecen ricas manzanas para entretener a mordiscos nuestras pedaleadas.

Pasado el pueblo de Agen, plantamos la tienda entre el Garonne y la vía del tren.


Hoy toca apretar un poco mas. A las 9:00 estamos encima de nuestras compañeras.

No hay niebla y el sol calienta temprano.




Llegamos a Toulouse a las 17:00. Buscamos un hostal que nos deje meter las bicis (caros todos), compramos cena, ducha y a dormir.

Apurando el reloj, yo me quedo durmiendo y Laura se da una vuelta mañanera por la ciudad y se compró unos calapies.

Subimos las bicis al tren y con un trasbordo absurdo, llegamos a Pau con el sol escondiéndose. Increíblemente salimos de la ciudad sin dificultad.

Con la carretera ya enfilada a los Pirineos, buscamos un sitio para dormir. Por una carreterilla empinada nos metemos y tras empujar un rato, acabamos montando el campamento en el jardín de una casona.


Amanece de nuevo.

Manteniendo horarios, a las 9:00 estamos en marcha.


El Midi como objetivo, empezamos a subir con las tripas revueltas.




Después de tantos días sin cuestas ni coches, las bicis se lo toman con tranquilidad y hacemos una jornada corta.





Pasamos la tarde en Pont de Camps. Bañito y vivaqueo tempranero. Tenemos intención de hacer la última etapa del viaje, nocturna. Pero nuestras tripas no duermen en toda la noche y cuando suena la alarma del móvil a la 01:25, decidimos seguir dentro del confortable saco hasta el amanecer.

Sin desayunar, damos comienzo la última etapa de este viaje.




Lau con las tripas vaciadas la noche anterior a pocos metros del vivaqueo..


El puerto es solo nuestro, a estas horas apenas nos adelanta un bus y 3 motos.



A 1 km de la frontera, los rayos del sol aparecen tras las montañas, animándonos el último empujón.


Puerto!!

Estiramos un poquillo y pasamos a Espagne a desayunar.




Bajada gozosa y fresca hasta Biescas. Pedaladas largas nos llevan a Sabiñanigo y siesta hasta la hora de montarnos en el Canfranero y finalizar así nuestra vuelta por Francia.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que alforjas llevais? ¿Capacidad 40 litros? Osea 20/20...

Saludos.

Chamado dijo...

Que buen viaje... en la lista de pendientes queda apuntado...

Comparto vuestra forma de viajar, de hacer el camino...

Os seguiré ;)

Saludos.

Mikel Iraola dijo...

Ortlieb Clasic. Back roller and Front roller.